Casos de éxito de emprendedores que utilizaron un préstamo privado en su proyecto

Cuando vemos empresas de éxito nunca nos paramos a pensar que éstas no surgieron de la nada, pero absolutamente nada, y menos en el mundo de los negocios, surge fruto del azar: todo éxito está concienzudamente planteado y no vale sólo con tener una idea, sino moverla.

Es por ello por lo que en más de una ocasión a algún emprendedor se le ha escapado la oportunidad de desarrollar un negocio por no saber cómo desarrollar ese pensamiento revolucionario y en cambio, otros, gracias a la ayuda de los partners, inversores y prestamistas han alcanzado el éxito sin tener los medios necesarios a priori para ello.

No hablamos sólo de gigantes como Apple, cuyo nacimiento desde el garaje de la casa de Steve Jobs en California es por todos conocido. Sino el caso de las siguientes empresas crecidas bajo el apoyo de un préstamo privado y el saber hacer de pequeños emprendedores anónimos que se han abierto paso en sus campos con la misma humildad.

Karen Aerts: una chocolatera que supo competir

La historia de Karen es modélica, ya que nos enseña que no por innovar tienes más éxito, sino que se puede no “redescubrir la rueda” y triunfar en lo que hacen todos en tu entorno pero con mayor inteligencia y buen saber hacer en los negocios.

Esta afirmación viene de que Karelicious, Chocolatería propiedad de Karen en Amberes, está situada en esta ciudad belga conocida por su chocolate y sus diamantes, objetivos que se marcó desde un principio (estudió joyería y orfebrería) en los que quería destacar pese a la alta competencia. Tras intentos fallidos por encontrar trabajo en su objeto de estudio, definitivamente alcanzó el éxito y la popularidad local con su propia chocolatería, posible gracias a un préstamo del intermediario belga FdP de 12.000 euros.

Sin la suma de ese crédito inicial y la capacidad de Karen por saber exprimir las posibilidades de ese dinero para destacar por encima de sus colegas, a día de hoy su sueño no se habría plasmado y seguiría buscando trabajo como asalariada en el mundo de la alta joyería.

Nuria Ventura y las ideas claras

No debemos irnos muy lejos para encontrarnos un caso de éxito empresarial gracias al empuje de los préstamos privados. En el pueblo barcelonés de Sant Esteve de Palautordera la empresaria y bailarina Nuria Ventura pudo sacar adelante su proyecto de Escuela de Danza gracias a 25.000€ de un préstamo personalizado.

“Presentar a la entidad bancaria un business plan adecuado no sólo te facilita el crédito sino que marcan las pautas claras a seguir”

La clave de conseguir la liquidez necesaria para hacer despegar su exitosa escuela de baile residió en presentar un plan de negocios impecable, donde Nuria reflejó cada factor a amortizar de su proyecto.

La firmeza, sabiduría a la hora de mover su dinero y no dudar en ningún segundo en la viabilidad de su negocio hizo que Nuria, en un pueblo de tan solo 2500 habitantes, tenga 60 alumnos con grandes proyecciones artísticas.

Perseguir un objetivo y creer en él

Estos casos son ejemplos de visionarios que no sólo supieron ver la oportunidad, sino que la llevaron a cabo al segundo sin retrasar sus decisiones, ya que la clave del éxito en el mundo de los negocios viene exponenciada por la capacidad de actuar cuanto antes. Es por ello que si tienes una idea, no la demores y busca ayuda allá donde te la puedan ofrecer, como es el caso de los préstamos privados urgentes, ya que si algo nos han enseñado Karen y Nuria es que ahora y no mañana es el momento para emprender

About the author  ⁄ Markos Goikolea

Licenciado en Comunicación Audiovisual y creador de la agencia de marketing de contenidos Parque de Atracción.

No Comments